Text Widget
Interactively incentivize team driven markets and accurate meta-services. Progressively engage cutting-edge catalysts for change after efficient potentialities. Professionally generate extensive process improvements for process-centric niche markets. Dramatically initiate end-to-end niches whereas integrated best practices. Professionally envisioneer ethical results rather than team building synergy.
Recent Works

Nada personal, poemas de Pier Paolo Pasolini: A la ética, por la estética Poemas

Ediciones en Danza publicó una antología de poemas políticos de Pier Paolo Pasolini. Nada personal contiene poemas de los libros Las cenizas de Gramsci, Transhumanar y organizar, La religión de mi tiempo, Poesía en forma de rosa, y cierra con un poema de Poesías marxistas dedicado a Ana Ajmátova. La selección de los poemas y la traducción estuvieron a cargo de Jorge Aulicino.

En la primera frase del prólogo, el traductor sostiene que “una percepción sagrada del mundo humano le permitió a Pier Paolo Pasolini convertirse en el mejor crítico de las grandes instituciones de su tiempo en Italia: el Partido Comunista y la Iglesia católica. Pero, por sobre ellos, vio lo que llamó ‘el más represivo de los totalitarismos’, la sociedad de consumo, una cultura unificadora universal”.

Pasolini nació en Bolonia, ciudad de la Emilia-Romaña, el 5 de marzo de 1922. Fue asesinado en Ostia, ciudad del Lacio, el 2 de noviembre de 1975, en circunstancias que nunca fueron aclaradas. Sus padres sintetizan la fractura que desde su origen divide Italia: “Mi padre desciende de una antigua familia noble de la Romaña; mi madre, por el contrario, procede de una familia de campesinos friulanos que alcanzaron la condición pequeño-burguesa” (Jean Duflot, Conversaciones con P. P. Pasolini, Anagrama, 1971).

El poeta se afilió al Partido Comunista Italiano (PCI) al finalizar la Segunda Guerra Mundial, poco después de un bochornoso episodio en el que su hermano Guido, también miembro del partido, fue asesinado por militantes comunistas. Su disciplina partidaria no duró mucho. Fue expulsado en 1949. Las causas de tan drástica decisión se exponen en L’Unità, periódico de la organización: “Con fecha 26 de octubre la federación del PCI de Pordenone ha resuelto expulsar del partido por indignidad moral a D. Pier Paolo Pasolini, de Casarsa. Los hechos que han determinado tan graves medidas disciplinarias contra el poeta Pasolini nos dan la ocasión de denunciar una vez más las deletéreas influencias de determinadas corrientes ideológicas y filosóficas, como las de los Gide, Sartre y demás celebrados poetas y literatos que se las dan de progresistas cuando, en realidad, adoptan los aspectos más deletéreos de la generación burguesa”.

La mentada “indignidad moral” que el partido se niega a nombrar sería quizás su condición de homosexual, que Pasolini define precisamente en una carta dirigida a Massimo Ferretti en 1958: “Yo me enamoro exclusivamente de muchachos de menos de veinte años, y muy ingenuos, diría que sólo del pueblo (ingenuos desde el punto de vista cultural, no erótico): es necesario que haya una diferencia, ¿no? La mía es una diferencia social, cultural (no tanto de edad, en tanto yo me mantengo ‘fijo’ en la adolescencia, además del período del complejo edípico: caí bajo la cruz dos veces, y desde la segunda ya no me levanté más). En todo caso, todo ello tiene una importancia maravillosa para mí: es un hecho privado. Una vida extremadamente libre y disipada no ha desgastado mi inocencia ni siquiera un milímetro: soy realmente virgen y muchacho desde ese punto de vista” (traducción de Diego Bentivegna).

Entre estos dos imperativos aparentemente contradictorios, la política y la inocencia, se mueve la poesía de Pasolini. Su percepción sagrada del mundo y su condición de marginal en términos ético-políticos lo colocan en una posición de crítica de una sociedad que, al no poder absorberlo, le estampa el mote de subversivo o enfermo. Es la misma “enfermedad” que el poeta ve en el subproletariado romano —término equivalente al lumpenproletariat de Marx—, objeto de su deseo poético y erótico. La defensa de la marginalidad es una defensa propia y es, además, una ideología: no se puede esperar un mundo mejor si se deja a la deriva a los más débiles. Pasolini conjuga su fe y su convicción política en esta síntesis, lo que explica su adhesión al existencialismo sartreano y su ácida crítica a la “sociedad de consumo”, que sumía al proletariado en una comodidad ficticia y lo alejaba de su tarea revolucionaria.

Poeta, novelista, dramaturgo, pintor, director de cine y guionista, Pasolini es un artista que busca en diversas formas de expresión una capaz de contener su sensibilidad desbordada. Su estética es híbrida, desbocada, incontinente. Expresión de su deseo siempre adolescente. Pasolini es un “virgen” que ha vivido demasiado.

Nada personal compendia poemas insoslayables, en los que se condensa la ideología de un poeta singular. “A la ética, pero por la estética”, le hizo decir Antonio Machado a su álter ego Juan de Mairena. Pasolini pone en práctica esta sentencia y la lleva, quizás, hasta sus últimas consecuencias.


Eduardo Mileo nació en Buenos Aires el 4 de julio de 1953. Editó los libros Quítame estas cruces (Ediciones del Escuerzo, 1982), Tiendas de campaña (Trocadero, 1985), Dos épicas (junto a Alberto Muñoz, Filofalsía, 1987), Puerto depuesto (Último Reino, 1987), Mujeres (Último Reino, 1990; 2ª edición, Ediciones en Danza, 2005), Misa negra (Último Reino, 1992), Poema del amor triste (Ediciones en Danza, 2001), Poemas sin libro (Primer Premio de Poesía del Fondo Nacional de las Artes, Ediciones en Danza, 2002), Muro con lagartos (Ediciones en Danza, 2004) y Poemas del sin trabajo (Ediciones en Danza, 2007), y el casete Mujeres (Circe/Último Reino, 1989), donde recita poemas del libro homónimo y otros. Junto a Alberto Muñoz es autor de la obra de teatro Misa negra. Junto al compositor Raúl Mileo ha editado los CD A boca de jarro e Irala, sueño de amor y de conquista. Fue miembro del Consejo Editorial de la revista de poesía La Danza del Ratón hasta su último número, en 2001. En el año 2000 recibió una beca nacional del Fondo Nacional de las Artes. Integró la Comisión Directiva de la Sociedad de Escritoras y Escritores de la Argentina (SEA) desde 2003 hasta 2009

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *