Text Widget
Interactively incentivize team driven markets and accurate meta-services. Progressively engage cutting-edge catalysts for change after efficient potentialities. Professionally generate extensive process improvements for process-centric niche markets. Dramatically initiate end-to-end niches whereas integrated best practices. Professionally envisioneer ethical results rather than team building synergy.
Recent Works

Aylan Poemas

No está dormido. Esos niños no duermen.

Sin metáforas: está muerto. Miren bien. Muerto.
El agua le roza la frente blanca. Ya tan blanca.
Su cara, boca abajo, quedó en la arena para siempre.
No mira. No grita, no llora, no sueña, no juega, no, no, no.
Las pequeñas olas le tocan el pelo mojado.
El único sonido es del viento que mueve el agua.
Nada más. La muerte no tiene sonidos. La barbarie no tiene sonidos.
Ahí cerca debe haber otros cuerpos flotando, uno, tres, cinco,
doce, más, más, más. Todos los días acá el mar late muertos.
Tus zapatillas azules, tu remera roja,
tu pantalón corto azul, tu pelo negro:
hoy no hay colores en el mundo más que esos.
Pero el dolor es de un color que no existe.
Esto que estoy llorando es de un color que no existe.
Mi odio es de un color que no existe.
Te hablo a vos ahora, Aylan. Secretamente te hablo.
Tenés los brazos cansados al costado del cuerpo.
No hay rastros del espanto que habrán dado tus ojos cuando te ahogabas,
cuando buscabas respirar violentamente el aire,
cuando habrás mirado tu último cielo nublado de Turquía,
cuando tu voz de niño de tres años se empezó a confundir con el agua,
y más agua y más agua entrando como lodo azul furibundo en tu boca,
cuando tu cuerpo llegó a la arena como llegan las vidas que no llegan.
¿Dónde se guarda tu fragilidad?
¿Habrán sido negros tus ojos, Aylan?
¿Habrán sido negros esos ojos de niño sirio, esos ojos de todos?
¿Qué sonido hubiesen tenido tus sueños?
Latir es un grito interminable.
Te miro y duele. Duele. Duele.


Daniel Mecca (@dmecca1) es un periodista, poeta y docente nacido en Buenos Aires, Argentina. Egresó en TEA. Se desempeña actualmente como redactor en Clarín.com. Fue redactor en el "Diario Muy" y en la agencia de noticias “Política&Medios”. Colaboró en el diario “Perfil”, en la revista “Mavirock” y en la revista “Ñ”, entre otros medios. Es autor de los libros de poesía “Ahorcados en la felicidad” (2009) y “Lírico” (2014) . Cursó estudios de ingeniería en la UTN y la maestría en Crítica y Difusión de las Artes en el IUNA. Dio clases de periodismo en la UBA y en el IUNA. Fue nominado a los Premios Estímulo TEA 2011.

Comentarios

  1. marcelo amor dice: septiembre 3, 2015 at 3:47 am

    quizás seas cielo
    lluvia
    nube
    estrella
    quizás flor o quizás tierra
    a lo mejor … todo eso

    quizás es verdad
    o me guste imaginarlo

    pero mirarte dormir
    acariciarte
    verme otra vez al lado una mañana
    tu mirada pura
    eso no,
    eso ya no…

  2. no entiendo q es de donde como ?

  3. muy morbo su relato , hay palabras muchas mas duras que : tus Tenes los bracitos cansados al costado del cuerpo.
    No hay rastros del espanto que habrán dado tus ojos cuando te ahogabas,
    muy desagradable su relato ,piense y fíjese que tengo razón , comparto lo que por ahi quiso decir pero no con esas palabras

  4. Irene Borda dice: septiembre 3, 2015 at 4:17 pm

    …me duele el alma..!!!

  5. Tristeza. Profunda tristeza. Solo eso.

  6. Juanita Pérez Espinoza. dice: septiembre 3, 2015 at 8:15 pm

    Porq tienen que sufrir los niños porq? Porq tienen que morir si apenas están comenzando a vivir porq? Porq estás imágenes tan triste Dios mio porq?.

  7. Mi hijo se llama Ethan y tiene 2 añitos, no paro de llorar cada vez que recuerdo esta foto de este pequeño. Solo me queda rezar y pedirle a Dios por tantas personas que están sufriendo :(

  8. -Me Parece Una Barbaridad Lo Que Esta Pasando En Ese Lugar Me Partió El Alma Ver A Este Niño Ojala Que Pagen Todo El Daño Que Están Causando En Ese Lugar Gente Que Sufre Para Sobrevivir Y Seguir A Adelante Y Gente Como Esa Que Les Arruina La Vida La Verdad Pena Y Vergüenza Y Lastima La Verdad Lastima-

  9. Años de guerra y solo esta imagen desgarradora nos abre los ojos. Que crueles que somos con nuestros pares. Somos los seres mas detestables de este mundo.

    • Porque los responsables no miran el face….
      Porque nadie se hace cargo
      Porque la vida de nadie vale nada
      Porque el sentirnos impotente no revive un niño
      Porque importa nada si es un pájaro o un niño lo que devuelve el mar ya muerto
      Porque somos estadísticas y nada mas

  10. me duele…..

  11. YOLANDA ACOSTA dice: septiembre 4, 2015 at 12:52 am

    DOLOR..SOLO DOLOR……

  12. Que en paz descances criaturita.. Angelito de Dios, ojala que a partir de esto las cosas cambien! Que tu muerte no sea en vano… Mucho dolor en el alma

  13. Yo detesto a todos aquellos que hacen el mal !! que trabajan en pos de la injusticia y de la impunidad.. mi corazon revienta de impotencia y mi alma se agita ante el horror de esta cruel realidad….

  14. Estela Baraldi dice: septiembre 4, 2015 at 3:26 am

    Imperdonable muerte del inocente. Una más tal vez con desdén, mirarán los fabricantes de armas, los hacedores de las guerras.

  15. Patricia Aguirre dice: septiembre 4, 2015 at 11:44 am

    Busca los ojos de Dios en esta imagen, el alma de Aylan y las de tantos otros ofrecieron su cuerpo terrenal para que despertemos! Imaginemos un mundo sin fronteras! Solo hay que sentir amor ❤️ por la humanidad. Somos las huestes del Señor que nos quiere devuelta en casa. Abramos nuestra caja secreta y rescatemos la COMPASIÓN que es el amor más elevado.

  16. miguel angel forner dice: septiembre 4, 2015 at 1:14 pm

    Un castillo menos en la arena, y en ella huellas que huyen de la vida, quiera Dios que sume a este pequeño angel a su ejercito, que ponga fin a la injusticia.
    Cuantas lagrimas hacen falta, para detener esta barbarie, lagrimas del mundo entero no bastan para eliminar ese fatal cancer.

  17. solo lagrimas de mis ojos y de muchas madre, padres hermanos, esto fue un golpe que dolió hasta el ALMA, solo se pide a gritos BASTA DE GUERRA, donde están los corazones sensibles, a caso cuando vos que estas en el poder fuiste chico que has aprendido.
    QUE CANTEN LOS NIÑOS QUE VIVEN EN PAZ
    Y AQUELLO QUE SUFREN DOLOR, QUE CANTEN POR ESOS QUE NO
    CANTARAN QUE LA GUERRA A PAGO SU VOS.

  18. jesus cuida mucho a este angel ¡¡ castigas a los que mal hacen amen cuanto dolor dios mio ¡¡¡

  19. Es dolorosamente bello el poema Daniel.
    Mientras escribía uno anoche, lloraba sin parar por el horror de lo que estaba pasando. Escribir me sirvió de catarsis, pero no pude cumplir con la premisa “las cosas por su nombre” como lo hiciste vos.

    Se quedó dormido a la orilla del mar
    con el sueño más cruel, más inexplicable
    su cabeza apuntando a las olas
    que no dejaron ni un segundo de besarle la frente
    turnándose, desesperadas todas, por no perderse
    la oportunidad de rozar la inocencia,
    de acariciar la esencia de lo más puro
    lo que debería ser intocable, sagrado, supremo.
    Se volvió imagen mundial, símbolo de la desidia
    indiferencia, desigualdad, intolerancia, indecencia
    el corazón en la arena, los brazos entregados
    el conjunto azul y colorado, zapatos pequeños
    a un paso nomás del cruce perfecto
    que cambiara el horror de la guerra
    por un par de alas de libertad…
    Las consiguió, no en esta tierra,
    en esta humanidad deshumanizada
    pero ya nadie puede quitárselas
    Duerme en paz mi niño
    Duerme ya mi sol
    Todos te llevamos
    En el corazón

  20. manuel meneses jiménez dice: septiembre 7, 2015 at 12:04 am

    Son, éstas, las consecuencias de una Europa que nunca ha sido capaz de crear vidas sino de destruirla pues allá donde ha llegado también ha llevado sus miserias, sus guerras, sus matanzas y así también lo peor que tiene: su inmoralidad.

  21. carlis taboada dice: octubre 26, 2015 at 12:16 am

    Me duele el alma tanto como si fueras mi hijo

  22. sylvia cirilho dice: noviembre 12, 2015 at 10:47 am

    desde que me publicaste un poema, querido Daniel, siempre coincidimos en el dolor inmenso y la pena.
    abrazo poeta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *